TRÁFICO

¿Cuál es el contenido esencial que han de tener las denuncias formuladas por los Agentes de la autoridad o por los particulares, por hechos de la circulación?
En primer lugar, la identificación del vehículo con el que se hubiese cometido la supuesta infracción y una relación sucinta del hecho realizado, con expresión del lugar o tramo, fecha y hora.
Se debe indicar también la identidad del denunciado, si fuere conocida, y en el caso de las denuncias efectuadas por particulares debe figurar el nombre, profesión y domicilio del denunciante.
En cambio, si la denuncia la realizan Agentes de la autoridad, podrán sustituirse estos datos (nombre, profesión y domicilio) por su número de identificación profesional.
Además, en las denuncias que los Agentes de la Autoridad notifiquen en el acto al denunciado deberán constar:
– La infracción presuntamente cometida, la sanción que pudiera corresponder y el número de puntos cuya pérdida lleve aparejada la infracción.
– El órgano competente para imponer la sanción y la norma que le atribuye tal competencia.
– Si el denunciado procede al abono de la sanción en el acto deberá señalarse, además, la cantidad abonada y las consecuencias derivadas del pago de la sanción previstas en el artículo 80 del texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de vehículos a motor y seguridad vial.
– En el caso de que no se proceda al abono en el acto de la sanción, deberá indicarse que dicha denuncia inicia el procedimiento sancionador y que dispone de un plazo de veinte días naturales para efectuar el pago, con la reducción y las consecuencias establecidas en el artículo 80 de la Ley sobre Tráfico, o para formular las alegaciones y proponer las pruebas que estime convenientes. En este caso, se indicarán los lugares, oficinas o dependencias donde puede presentarlas.
– Si en el plazo de veinte días indicado anteriormente no se hubiesen formulado alegaciones o no se hubiese abonado la multa, se indicará que el procedimiento se tendrá por concluido el día siguiente a la finalización de dicho plazo, conforme se establece en el artículo 81.5 de la Ley sobre Tráfico.
– El domicilio que, en su caso, indique el interesado a efectos de notificaciones. Este domicilio no se tendrá en cuenta si el denunciado tuviese asignada una Dirección Electrónica Vial.

En las lesiones causadas a un ocupante de un taxi como consecuencia del impacto sufrido contra la mampara separadora por un frenazo brusco ¿qué seguro se hará cargo de la indemnización?

Aunque al tratarse de un transporte público, la primera idea puede ser la de reclamar la indemnización al seguro de viajeros, en aplicación del artículo 11 del RD 1575/1989, de 22 de diciembre, por el que se aprueba el seguro obligatorio de viajeros, este supuesto estaría excluido de su cobertura, ya que dice que «no será de aplicación el presente reglamento a los medios destinados al transporte público de personas con capacidad inferior a nueve plazas».

 

Debemos acudir, por tanto, a los artículos 1 de la LRCySCVM, según el cual el conductor de vehículos a motor será responsable de los daños causados a las personas con motivo de la circulación, aunque quedará exonerado cuando pruebe que se debieron únicamente a la conducta o negligencia del perjudicado, y 5 del mismo texto legalque no excluye a los ocupantes del ámbito material de cobertura del seguro del automóvil.

 

En principio, por tanto, respondería el seguro obligatorio del vehículo o el seguro complementario que, generalmente, contratan los taxistas para cubrir daños de los ocupantes. No obstante, habrá que estudiar una posible concurrencia de culpas si el viajero incumplió la obligación de utilizar el cinturón de seguridad recogida en el artículo 11.4 de la Ley de Tráfico con la consecuente reducción de la indemnización que prevé el párrafo cuarto del citado artículo 1 de la LRCySCVM si tal conducta agravó el resultado o, de alguna manera, influyó en él: «Si concurrieran la negligencia del conductor y la del perjudicado, se procederá a la equitativa moderación de la responsabilidad y al reparto en la cuantía de la indemnización, atendida la respectiva entidad de culpas concurrentes». Todo esto si el conductor del taxi es el único responsable de la actuación.

 

Si la brusca paralización del vehículo se debe a una conducta culpable de otro vehículo (por ejemplo para evitar, colisión con otro automóvil que no ha respetado una señal de ceda el paso o stop, o la preferencia en rotondas…), será el seguro del otro automóvil el que tendrá que hacerse cargo de la indemnización que corresponda.
RESPONSABILIDAD CIVIL Y SEGURO.
Cómputo de los plazos de la Ley de ordenación de la edificación para reclamar los defectos.

Según establece el art. 6.5 LOE (Ley de Ordenación de la Edificación, SP/LEG/2001), los plazos de responsabilidad y garantía comienzan desde que se suscribe el acta de recepción de la obra entre el promotor y constructor, o cuando se entienda ésta tácitamente producida conforme a lo establecido en el art. 6.4 LOE. La misma debería constar en el Libro del Edificio, que debe ser entregado a los usuarios finales del edificio según el art. 7 de la LOE. A partir de esa fecha, en la LOE se contabilizarían los siguientes plazos:
A) Plazo de responsabilidad:
Es el art. 17 de la LOE, son los plazos en los que deberían aparecer los defectos en la construcción para poder reclamarlos por está normativa. Así, se tendría:
– 1 año para defectos de terminación o acabado.
– 3 años para elementos constructivos o que afecten a la habitabilidad.
– 10 años para defectos en elementos estructurales.
B) Plazo de prescripción:
El establecido en el art. 18 LOE, que determina que desde que aparece un defecto de los amparados por el art. 17 LOE, se tendrían dos años para ejercitar la acción de responsabilidad civil del art. 17 contra determinados agentes responsables cuando se individualice la responsabilidad, contra todos por una responsabilidad solidaria o siempre frente al promotor.
Dicho esto, hay que tener en cuenta que al margen de las responsabilidades establecidas en la LOE, siempre se podrá ejercer las acciones correspondientes contra el promotor en base a un posible incumplimiento contractual, cuyo plazo de prescripción será de 15 años, de acuerdo a la regla general del art. 1.964 CC.